Acceder
La Refinería La Rábida y la Planta Química de Palos han presentado sus respectivas declaraciones medioambientales

Cepsa destinó 39,6 millones de euros en mejoras ambientales en Huelva

La compañía presenta sus Declaraciones Medioambientales de 2017. Se mantiene el nivel de inversión y gestión ambiental, minimizando los impactos ambientales de la actividad industrial.

La Refinería La Rábida y la Planta Química de Palos, los dos centros industriales que Cepsa tiene en Huelva, han presentado esta mañana sus respectivas declaraciones medioambientales, documentos que recogen toda la información relativa al comportamiento ambiental de estas instalaciones durante el año 2017.

La compañía da muestra nuevamente de su compromiso con la transparencia y el diálogo social constantes y el valor sostenible de su actividad, presentando el contenido de las dos declaraciones medioambientales ante una amplia muestra de líderes de opinión, de todos los sectores profesionales y sociales de Huelva.

Ejercicio ambiental de Cepsa en Huelva

Durante el año 2017, la Compañía ha culminado con éxito el proceso de adaptación de todos sus Sistemas de Gestión de Calidad y Medio Ambiente a las nuevas versiones, actualizadas en 2015, de las normas internacionales ISO 9001 e ISO 14001. Este hito ha requerido un esfuerzo integrador de adaptación a los nuevos requisitos de la norma, que se ha vuelto a verificar en las instalaciones de Palos. Esta adaptación a los más altos estándares normativos de los centros con mayor impacto ambiental, es el ejemplo de nuestro compromiso transversal con la calidad y el entorno.

En el ejercicio pasado, ambos centros han cumplido ampliamente todos los requisitos establecidos en sus respectivas Autorizaciones Ambientales Integradas otorgadas por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

En 2017, tanto la Refinería La Rábida como la Planta Química de Palos cumplieron, por tanto, con todas las exigencias legales y han situado sus valores de emisión muy por debajo de los límites autorizados exigidos, pese al incremento de producción experimentado en los últimos años. La Refinería La Rábida obtuvo en 2017 el segundo máximo histórico de destilación, con 9,5 millones de toneladas; y un récord de carga en diferentes plantas y unidades desde su puesta en marcha en 1967, como en Aromax (reformado de Nafta para producción de benceno), Morfilane (extracción de benceno con disolvente), la planta de asfaltos y la producción de ETBE (componente de la gasolina).

Del mismo modo, la Planta Química de Palos ha obtenido en 2017 un récord histórico en la fabricación de sus productos petroquímicos desde su inauguración en 1976, superando en un 9,7% la del año 2016.

En lo que se refiere a la inversión medioambiental, en 2017 se alcanzaron los 9,6 millones de euros. De esta forma, el acumulando desde el año 1997, se sitúa en los 337,3 millones de euros en las instalaciones de Cepsa en Huelva. Este importe se destinó, entre otros, a proyectos relacionados con la mejora de la eficiencia energética, la reducción de emisiones atmosféricas y el tratamiento de los efluentes líquidos. Respecto a los gastos ambientales, en 2017 se han alcanzado los 30 millones de euros, acumulando desde el año 1997 la cantidad de 437millones.

En cuanto al cumplimiento de los objetivos ambientales marcados para 2017, el resultado alcanzado fue muy positivo llegando en la Refinería La Rábida al 98,8%. Las actuaciones previstas de mejora en la gestión y reducción de emisiones, vertidos y residuos se desarrollaron de manera destacable.

Nota de Prensa completa: 20180614 Declaracion Medioambiental Cepsa 2018