Acceder
Ojo a la etiqueta  - CECU

Feique colabora con CECU en el proyecto “Ojo a la Etiqueta” para proteger a los menores mediante el uso responsable de productos químicos

Esta iniciativa, impulsada por la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), cuenta con la colaboración de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE), el Servicio de Información Toxicológica (SIT) y está subvencionada por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

Son muchos los productos que incluyen sustancias químicas con los que niños y niñas conviven a diario en el colegio, como pegamentos y colas, rotuladores, pinturas o correctores o en casa, como limpiadores, detergentes o insecticidas. Conocer el etiquetado y las advertencias de los productos químicos que utilizamos habitualmente es el objetivo del proyecto “Ojo a la Etiqueta. Por la seguridad de los más pequeños” para reducir accidentes relacionados con intoxicaciones, de los cuales más del 93% se producen en el hogar y más del 45% afectan a menores de diez años.

Esta iniciativa, impulsada por la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), con la colaboración de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE), el Servicio de Información Toxicológica (SIT) y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), ha sido presentada esta mañana en Madrid con la participación de Nelson Castro, subdirector general de Coordinación, Calidad y Cooperación en Consumo de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y Fernando Móner, presidente de CECU.

Durante el acto, han tenido lugar, además, dos ponencias que han servido para resolver algunas dudas frecuentes como qué hay que hacer si un niño ingiere pintura escolar, pegamento o un medicamento no apropiado para su edad, cómo actuar en caso de intoxicación, si costumbres populares como beber leche o provocar el vómito es positivo o perjudicial ante una intoxicación. Cuestiones todas ellas, ante las que se pueden encontrar padres, madres, tutores o profesores y que se dan respuesta en una colección de 10 fichas formativas que ha desarrollado CECU y que incluyen múltiples datos y recomendaciones sobre el uso de productos con componentes químicos que se utilizan tanto en el entorno escolar como en el hogar. Este material, con el que los adultos podrán formar a los menores en el uso correcto de los productos se puede descargar y utilizarse libremente como material de apoyo en la página web que CECU ha diseñado específicamente para esta actividad: http://cecu.es/ojo-a-la-etiqueta/

Recursos informativos para la ciudadanía

Durante la sesión se han presentado los diferentes recursos informativos de los que consta la campaña, especialmente dirigidos a las personas que cuidan de nuestros menores, un colectivo de especial vulnerabilidad frente a los accidentes domésticos con productos químicos. Entre estos materiales informativos se ha desarrollado una aplicación de movil (APP “OjoALaEtiqueta”, disponible en el Apple Store y Play Store) con los nuevos pictogramas de advertencia, marcado rápido al SIT, como proceder ante una intoxicación,… como parte de sus contenidos. También se han elaborado fichas educativas para colegios, un calendario y tarjetero para movil con el teléfono de atención médica 24 horas del Instituto Nacional de Toxicología para su utilización en caso de intoxicación.

Tras la presentación de los recursos, ha tenido lugar una jornada formativa con la participación de Mercedes Viñas de la Agencia Europea de Productos Químicos – ECHA, que ha presentado la armonización europea de los Centros Antitóxicos Europeos; Carlos Molina, Coordinador de Tutela de Producto, Internacinalización y Comercio de FEIQUE, quien ha hecho especial hincapié en la importancia de leer las etiquetas de los productos químicos pues “el mayor peligro es aquel que se desconoce y sobre el cual, no podemos tomar precauciones”.

Por su parte, la Directora del Instituto Nacional de Toxicologia, Dolores Moreno, ha destacado que el INTCF tiene una función vital en el asesoramiento al ciudadano en caso de intoxicación, a través de su servicio de información toxicológica.

Del mismo modo, Guillermo Díaz, Director de Asuntos Técnicos y Reglamentarios de ADELMA ha querido destacar que “la mejor manera de reducir el peligro en el uso de productos químicos es reconocer los símbolos de advertencia”. Adelma forma parte de las iniciativas europeas Aleja las cápsulas de los niños, dirigida a promover la seguridad con los más pequeños de la casa, y CleanRight, servicio dirigido a los consumidores para ayudarles a conocer los diferentes productos de limpieza y mantenimiento, así como su uso seguro y medioambientalmente responsable.

Por último, Irene Belinchón (Área Técnica de ASEFAPI) ha incidido en que los consumidores deben adquirir productos cuyo etiquetado esté, al menos, en español, pues es la manera de asegurar que comprenden plenamente las advertencias y consejos de uso, sin comprometer su salud. Del mismo modo, ha querido remarcar que los productos etiquetados como “para profesionales” no deben ser adquiridos “por consumidores ocasionales para un uso diferente al estrictamente profesional, pues podrían exponerse a una situación no deseada al no conocer plenamente las condiciones óptimas de uso”.