Acceder
Solar Impulse. Foto Bayer MaterialScience

Nuevo avión futurista: el segundo Solar Impulse dará la vuelta al mundo

Se ha presentado el segundo avión ultraligero Solar Impulse. La aeronave realizará el primer vuelo alrededor del mundo sin combustible en 2015, gesta sólo posible gracias a los nuevos materiales innovadores.

Se levanta el telón para un proyecto innovador: el segundo avión Solar Impulse ya está listo. El día 9 de abril se presentó en Payerne (Suiza) el primer avión que dará la vuelta al mundo sin combustible. En su histórico viaje alrededor del mundo, que tendrá lugar en 2015, la aeronave se abastecerá exclusivamente de la energía solar que se generará a través de las aproximadamente 17.200 celdas solares situadas en las alas, que con 72 metros tienen un tamaño similar al de un gran avión de pasajeros. La aeronave, sin embargo, tan solo pesa 2,3 toneladas.

El segundo avión Solar Impulse lleva a bordo numerosos productos y soluciones innovadoras de Bayer MaterialScience, que hacen que el avión sea especialmente ligero y eficiente energéticamente. Entre ellos, un novedoso material aislante muy eficaz para la cabina.

Volando de día y de noche sin combustible

El nuevo avión contiene numerosas mejoras a raíz de un primer prototipo, que demostró en 2010 que es posible volar día y noche sólo con energía solar. Desde entonces ha completado con éxito numerosos vuelos, entre ellos un viaje reciente de costa a costa por los Estados Unidos. El segundo modelo llevará a cabo una serie de vuelos de prueba este año, antes de emprender su gran misión en marzo de 2015.

Bertrand Piccard y André Borschberg, fundadores del proyecto Solar Impulse hace más de diez años, fueron los encargados de presentar la aeronave. Mediante este proyecto, ambos quieren demostrar el enorme potencial de contribución que tienen las tecnologías en materia de eficiencia energética, energías renovables y nuevas soluciones para el transporte.

“La iniciativa Solar Impulse tiene carácter científico e innovador. También tiene una vertiente filosófica, dado su objetivo por concienciar a la sociedad acerca de la necesidad de ahorrar recursos energéticos de nuestro planeta. En línea con su misión Science for a Better Life (Ciencia para una vida mejor), sin Bayer este avión solar no habría sido lo suficientemente ligero y eficiente como para poder volar día y noche sin combustible”, afirmó Piccard.

Bayer MaterialScience, socio oficial del proyecto desde el año 2010, se ha comprometido a proporcionar productos y soluciones sostenibles. “El proyecto Solar Impulse demuestra cómo nuestras innovaciones pueden ayudar a preservar el planeta y sus recursos naturales, mejorar la vida de las personas y crear valor”, declaró Richard Northcote, miembro del Comité Ejecutivo de Bayer MaterialScience responsable de sostenibilidad.

Aislamiento de alta eficiencia

La compañía ha contribuido en el proyecto con sus conocimientos técnicos y, entre otros, es responsable del diseño de la estructura de la cabina. “Un componente clave de la participación de Bayer MaterialScience es el hecho de que los investigadores hayan sido capaces de llevar este proyecto desde el concepto de diseño hasta su fabricación”, dijo Borschberg.

Uno de los materiales que aporta Bayer es el aislante de alto rendimiento Baytherm® Microcell, sus propiedades en materia de aislamiento son un 10 por ciento mayores que el estándar actual. El aislamiento eficaz es un elemento especialmente importante para la aeronave, ya que debe soportar variaciones de temperatura de entre menos de 40 grados Celsius por la noche y más 40 grados durante el día.

Baytherm® Microcell se utiliza para la puerta del avión, mientras que el resto de la estructura de la cabina está hecha de otro tipo de espuma rígida de poliuretano de Bayer MaterialScience. La compañía también suministra un material compuesto de fibra de poliuretano / carbono para el cierre de las puertas, así como unas finas hojas transparentes de policarbonato de alto rendimiento para la ventana. Aunque, en general, la cabina es más grande que en el primer prototipo, su peso tan solo es mínimamente mayor.

Revestimiento plateado

Aparte de en la cabina, la espuma rígida de poliuretano de Bayer MaterialScience también se utiliza para aislar las baterías. Además, la compañía proporciona la materia prima para el revestimiento plateado que cubre gran parte de la aeronave así como los adhesivos que mantienen el material textil debajo de las alas.

Bayer MaterialScience suministra policarbonatos y materias primas de poliuretano a otros mercados e industrias como, por ejemplo, para la fabricación de vehículos más ligeros en el sector del automóvil o para mejorar la eficiencia energética de edificios, entre otros.

Su implicación en el proyecto Solar Impulse favorece el desarrollo de sectores clave como estos. Bayer MaterialScience puede utilizar el “laboratorio que vuela” para mejorar aún más sus productos y soluciones actuales, probar cosas nuevas y, por tanto, desarrollar nuevas aplicaciones potenciales.

Acerca de Bayer MaterialScience
Con una facturación de más de 11.200 millones de euros en el año 2013, Bayer MaterialScience es una de las mayores empresas de polímeros del mundo. Sus negocios se concentran en la fabricación de polímeros de alto rendimiento y en el desarrollo de soluciones innovadoras para productos aplicables a muchos ámbitos de la vida diaria. Los clientes más importantes de la empresa son la industria automovilística, la de los aparatos eléctricos y electrónicos y los sectores de la construcción, el deporte y los artículos de tiempo libre. Bayer MaterialScience fabrica sus productos en 30 sedes repartidas por todo el mundo donde, a finales de 2013, daba trabajo a unos 14.500 empleados. Bayer MaterialScience es una empresa del grupo Bayer.

Información / Contacto:

Loli Rosales / Laura Tohà 
Tel.: 93 488 12 90
dolores.rosales@edelman.com / laura.toha@edelman.com

Karin Langguth
Comunicación Bayer MaterialScience
Tel.: 93 228 40 91
E-mail: Karin.langguth@bayer.com
www.bayer.es
www.prensabayer.com
Twitter: @BayerEspana / twitter.com/BayerEspana