Acceder
El premiado, entre James R. Fitterling (izq.) y el conseller Felip Puig

Jaume Albornà Montserrat recibe el Premio Dow 2014

El día 2 de abril tuvo lugar en las instalaciones del polígono sur de Dow Chemical en Tarragona el acto de entrega del Premio Dow 2014 -que este año celebra su 36º edición. El evento, presidido por el conseller de Empresa y Ocupación de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, contó con nutrida participación institucional, académica y empresarial del área de Tarragona. James R. Fitterling, Vicepresidente ejecutivo de Dow Chemical para materias primas, transformación de plásticos y cadena de suministro, incidió sobre los pasos necesarios para crear una política energética sólida.

Jaume Albornà Montserrat, estudiante de máster de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Química (ETSEQ, Universitat Rovira i Virgili, Tarragona) es el ganador del 36º Premio Dow. El galardonado podrá acceder a una posición laboral estructural en Dow, en una de las localizaciones de la compañía en Europa, Oriente Medio y África. Es el día más feliz de mi vida profesional”, explicó el galardonado. “Desde que inicié el master de ETSEQ tuve claro que quería ganar el Premio Dow, y me he preparado a conciencia”, afirmó en un discurso en el que también mostró su agradecimiento a los compañeros, profesores y especialmente, a su familia. “El reto más estimulante comienza hoy, intentaré hacer uso del Premio Dow de manera que pueda contribuir al reconocimiento de la profesión de ingeniero químico”.

El ganador del Premio Dow 2014 recibió al finalizar sus palabras una cálida ovación de los numerosos asistentes que llenaron, hasta dejarlo pequeño, el auditorio del edificio J de Dow Chemical.

Antón Valero, presidente de Dow Chemical Ibérica, se refirió a los 36 años de colaboración entre Dow y URV traducidos en este Premio Dow y destacó que “fomentamos la formación de calidad a través de oportunidades como la que ofrece este Premio Dow. Se trata, en definitiva, de crear una identidad territorial entre la potencialidad de nuestro polígono químico y la excelencia de nuestra universidad. Todo ello, abriéndonos al mundo como un territorio de oportunidades, porque el mundo en sí mismo es una gran oportunidad”.

Valero recordó asimismo que “la infraestructura docente, de investigación y social que tiene Tarragona es el caldo de cultivo que necesita cualquier empresa que quiere triunfar en el ámbito de la ciencia. Queremos alcanzar nuestro objetivo innovando en ámbitos fundamentales para el progreso humano, aportando soluciones sostenibles a nuestros clientes y al conjunto de la sociedad. Y ello sin renunciar a nuestros valores fundamentales de integridad, respeto a las personas y la protección de nuestro planeta”.

“Con esta oportunidad laboral, queremos ampliar y arraigar aún más nuestra vinculación y compromiso con la URV y con ETSEQ, ya que aportamos la garantía de una salida profesional de calidad para uno de los estudiantes de ingeniería química. Con esto queremos garantizar, también, que los mejores estudiantes de la URV entrarán a formar parte del Solutionism, y que trabajarán para buscar soluciones a los retos actuales y futuros de la sociedad”, destacó.

El apoyo de las administraciones debe traducirse en medidas específicas
Kepa Díaz de Mendibil, Director de Dow Chemical en Tarragona, destacó la importante y fructífera colaboración existente entre la URV y Dow, y que ahora se ve reflejada en la Cátedra Dow-URV de Desarrollo Sostenible. En referencia al Premio Dow, recordó que “trascienden el ámbito académico y empresarial, y se convierten en un evento transversal, donde sentimos el apoyo de todos los actores de la sociedad hacia nuestra actividad. Por ello, los Premios Dow son un símbolo de prestigio, un valor añadido al currículum de los ganadores a los que hoy se añade Jaume Albornà”.

“Nuestra capacidad de innovación se materializa en Tarragona en dos centros de referencia: el Centro de Excelencia Global en Tecnología para Films Plásticos, que ha sido señalado como la rama europea de la red mundial de I+D+i en este negocio, y el Centro de Desarrollo Global en Tecnología de Desalación de Agua y Reciclado de Aguas Residuales. Este último centro, por ejemplo, ha acogido más de 500 clientes en sus dos años de vida”, expuso Díaz de Mendibil en relación a la actividad de Dow.

“El site de Tarragona es la única línea de producción en Europa para algunos de los productos especializados de valor añadido que desarrolla nuestra compañía, lo que prueba la importancia que Dow otorga a su complejo tarraconense”. En este sentido, Díaz de Mendibil recordó que “para poder seguir siendo una empresa clave en el territorio, necesitamos reforzar las sinergias a nivel de infraestructuras, servicios logísticos, centros de formación universitaria y profesional, y centros de innovación. Es lo que presentamos con ChemMed Tarragona y es, autoridades que hoy nos acompañan, un asunto en el que necesitamos una implicación clara y decidida de las administraciones que vayan más allá del apoyo, que sin duda tenemos. Necesitamos que este apoyo se traduzca en medidas específicas para objetivos concretos, en el ámbito de los gastos energéticos, de la reglamentación industrial, de las infraestructuras de transporte y de las tasas”.

La Unión Europea necesita una política energética sólida
James R. Fitterling, Vicepresidente ejecutivo de Dow Chemical para materias primas, transformación de plásticos y cadena de suministro, incidió sobre el ejemplo energético de Estados Unidos detallando que “en los últimos años estamos potenciando la perforación horizontal, que nos permite obtener mucho gas pizarra. De hecho, la Agencia Internacional de la Energía prevé que en un plazo de diez años, los Estados Unidos serán el mayor productor mundial de petróleo y gas natural. Es por ello que estamos viendo los inicios de una reindustrialización en Estados Unidos que no veíamos desde los años 50. Y esto nos lleva a prever que, en dos décadas, podemos ser energéticamente autosuficientes”.

En comparación, “España es el quinto consumidor europeo de energía, pero no tiene producción de líquido ni de gas. Se ha centrado en la energía eólica, que ya no es ni práctica ni económica. Para entendernos, España es energéticamente pobre porque depende de otros. En España falta acceso a la energía a un precio asequible y razonable, y esto impide crecer el enorme potencial del país”. 

Fitterling detalló “los cuatro pasos para crear una política energética sólida, y que se inician con el primer punto: la Unión Europea debe mantener todas sus opciones energéticas; optimizar y mejorar los recursos energéticos, y aumentar la autosuficiencia energética; continuar acelerando la potenciación de la energía renovable y limpia; y hacer una transición a un futuro energético más sostenible son, en opinión de Fitterling, los cuatro pasos para crear una política energética sólida en la Unión Europea. “Sé que no es fácil de hacer, porque de lo contrario ya lo habrían hecho, pero España tiene potencial, talento y capacidad suficientes”.

El acto de entrega estuvo presidido por el conseller de Empresa y Ocupación de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, y contó con una amplia presencia de representantes del ámbito institucional, académico y empresarial del territorio. Asistieron el alcalde de La Canonja (Tarragona) Roc Muñoz; el diputado al Congreso, Martí Barberà; los senadores Jordi Miquel Sendra y Maria Jesús Sequera; el Subdelegado del Gobierno en Tarragona, Jordi Sierra; el delegado de la Generalitat en Tarragona, Joaquim Nin; el Rector de la Universitat Rovira i Virgili, Francesc Xavier Grau; los diputados del Parlament de Catalunya Joan Maria Sardà y Victòria Forns; el presidente del Consell Comarcal del Tarragonès, Frederic Adan; los alcaldes y representantes municipales de Tarragona, Vila-seca, La Pobla de Mafumet, El Morell y Perafort; el presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep Andreu; el presidente de la CEPTA, Josep Antoni Belmonte; el presidente de PIMEC, Joaquim Sendra; el presidente de la AEQT, Jesús Loma-Ossorio; el presidente de la Cámara de Comercio de Tarragona, Albert Abelló; y Antón Valero, Presidente de Dow Chemical Ibérica, los cuales compartieron espacio con profesores y alumnos de la URV y otros invitados al acto.

El Premio Dow
Fruto de la colaboración de Dow y la ETSEQ, el Premio Dow nace en 1978. Valora los méritos académicos y humanos así como los proyectos profesionales y de investigación de los alumnos que acaban los estudios superiores de Ingeniería Química a la URV. Desde el año pasado, la dotación del Premio Dow ha pasado a ser una oportunidad laboral real. En este sentido, el ganador del Premio Dow recibe una oferta laboral en una posición estructural relacionada con la ingeniería química dentro del marco geográfico de Dow EMEA (Europa, Oriente Medio y África). Además, el premiado recibe una placa conmemorativa y, también, puede incluir una ayuda económica para el desplazamiento e instalación en su nuevo lugar de destino laboral.

Más información:

Josep Boronat 
Public Affairs & General Services (Tarragona)
E-mail: jboronat@dow.com
Tel: +34 977 559 347 / 629 770 115