Acceder

Agua y sosa cáustica para la paz

La hidrólisis es el método escogido para deshacerse de las denominadas Sustancias Químicas Prioritarias que forman parte del arsenal sirio. Son llamadas así porque su único fin es la producción de armamento. Es decir, carecen de aplicaciones en la industria convencional y su manejo y almacenamiento es muy peligroso. De ahí que los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y de la ONU no puedan perderlas de vista. Deben embalarlas, sellarlas y supervisar su transporte y carga en los barcos que aguardan en el Mediterráneo la llegada del buque estadounidense Cape Ray, el único que puede destruirlas. Una vez en la unidad móvil especialmente dispuesta a bordo del Cape Ray, las Sustancias Prioritarias se someten a una reacción química consistente en añadirles agua y un producto parecido a la sosa cáustica que permita su descomposición. Una vez diluidas, pierden potencia y pasan a formar parte de un residuo. Se trata de una basura tóxica, pero más fácil de limpiar.

Agua y sosa cáustica para la paz
13 enero, 2014
Compartir