Acceder
Vista general del complejo industrial de Repsol en Puertollano

Repsol apuesta por la química con medidas para impulsar la competitividad

En los próximos tres años invertirá 70 millones de euros en sus plantas químicas de Tarragona y 50 millones de euros en el complejo industrial de Puertollano para aumentar la competitividad y eficiencia de la química. La filial Polidux de Monzón Pone el foco en la fabricación de compuestos de polipropileno.

En el marco de un conjunto de medidas de impulso a la competitividad del negocio Químico, en los próximos tres años (2014-2016) Repsol invertirá 70 millones de euros en las plantas químicas de su Complejo Industrial de Tarragona con el objetivo de aumentar la eficiencia de las mismas y posibilitar la fabricación de productos diferenciados y de alto valor añadido, adaptándose así a la realidad del mercado y la demanda prevista para los próximos años. La suma de estos dos objetivos – mejora en eficiencia y diferenciación de productos – asegurará la competitividad de las plantas químicas del Complejo Industrial de Tarragona durante un mínimo de diez años.

Las actuaciones a desarrollar contemplan la modificación de hornos de proceso en el cracker de Olefinas para que puedan alimentarse con materias primas “low cost”; la modificación de la planta de polipropileno con la instalación de un segundo reactor de fase gas para producir nuevos grados diferenciados de polipropileno (PP), principalmente los denominados TPO’s para automoción; y la modificación de una de las actuales plantas de polietileno para producir grados metalocénicos de última generación, destinados a los mercados de films de altas prestaciones ópticas y mecánicas. Finalmente, se incrementará también la gama de Polioles con nuevas especialidades, que permitirán completar y añadir valor a los productos.

En el Complejo Industrial de Puertollano, las medidas para la búsqueda de la eficiencia y la diferenciación de los productos supondrán una reorganización productiva con un programa de inversiones en torno a 50 millones de euros para aumentar la competitividad y eficiencia. Se potenciará la producción de resinas EVA, un producto de alta especialización y valor añadido, con un incremento en la producción de un 7%. Puertollano es el único centro de la empresa que produce esta especialidad clave en la gama de Repsol que permite la fabricación de plásticos para invernaderos, placas solares, adhesivos y piezas de alta flexibilidad.

En la unidad de Polipropileno se van a realizar inversiones para avanzar en eficiencia energética y diferenciación de productos, continuando con la investigación para la mejora continua de la gama. En la planta de Butadieno se van a poner en marcha inversiones para mejorar los costes de producción y la eficiencia energética. Asimismo, en las unidades de Polioles se realizarán inversiones para continuar el desarrollo de diversas gamas, se investigará en la diferenciación de nuevos productos en la planta piloto y se avanzará en medidas de eficiencia energética.

Dentro del programa de inversiones se realizará una adecuación de la capacidad de producción del cracker para el suministro a las plantas de EVA y Polietileno Baja Densidad (PEBD). Asimismo se realizarán inversiones para la mejora energética reduciendo costes operativos, buscando nuevas materias primas para alimentar al cracker de una forma más competitiva. Estas actuaciones se realizarán en el horizonte de 2015, durante la parada plurianual programada del cracker.

La reorganización productiva supondrá que en 2015 en Puertollano se dejará de producir Polietileno Alta Densidad (PEAD), debido a la falta de rentabilidad de este polímero más convencional. Dentro de su compromiso con los trabajadores y con la sociedad donde desarrolla su actividad, Repsol garantiza la continuidad de los trabajadores afectados por esta reorganización, un 2’5 % de los 1.600 trabajadores del grupo Repsol en Puertollano. Así, los cuarenta trabajadores que se verán afectados por la paralización de la producción de Polietileno Alta Densidad, serán recolocados en el Complejo Industrial de Puertollano.

La filial Polidux por otra parte, busca la eficiencia de la compañía a través de la utilización de las líneas de compuestos y la racionalización de su portafolio de negocio, lo que supone el cierre de la planta de EPS de Monzón a partir de diciembre de 2013. El EPS (poliestireno expandible o porexpán) se emplea fundamentalmente en construcción –aislamiento- y para envases y embalajes y presenta un entorno desfavorable motivado por una demanda débil y además, por unas características físicas que hacen que los costes logísticos sean comercialmente inviables. Esta medida afectará a 46 personas que en su mayor parte serán reubicadas en empresas del Grupo. Polidux se enfoca a la fabricación de compuestos de polipropileno, tanto por su elevada flexibilidad operacional como por la amplia experiencia de la empresa en el proceso de fabricación y su know-how en lo referente al coloreado de los mismos.

Repsol apuesta por la globalización del negocio químico con iniciativas como la búsqueda de nuevos mercados, la diversificación del portfolio de productos, la focalización en productos de alto crecimiento en el mercado y el acceso a mercados emergentes.

Más información:

Complex Industrial Tarragona
Telf. 977 758 014
jbertran@repsol.com
xavier.arnavat@servexternos.repsol.com
www.tarragona.repsol.com

Complejo Industrial de Puertollano
Telf. 926 419 037 / 05
repsolpuertollano@repsol.com
www.puertollano.repsol.com

Polidux
vsolanillag@repsol.com