Acceder
La Universitat Jaume presenta 2 patentes paraprolongar vida útil de baterías y para tener geles más resistentes a altas temperaturas I

Para prolongar vida útil de baterías y para tener geles más resistentes a altas temperaturas

Unos nuevos electrolitos basados en líquidos iónicos que prolongan la vida útil de las células solares y las baterías y una nueva familia de compuestos que permite desarrollar geles más resistentes a altas temperaturas y capaces de actuar con una gran variedad de disolventes orgánicos son dos patentes que la Universitat Jaume I de Castellón presentó en el I Foro de Transferencia de Tecnología en la Comunidad Valenciana celebrado el 26 de junio en Valencia. Forman parte del Banco de Patentes de la Comunitat Valenciana.

En la patente sobre nuevos electrolitos, los investigadores e investigadoras de CIDETEC en el País Vasco y el Grupo de Dispositivos Fotovoltaicos y Optoelectrónicos de la UJI han descubierto una nueva familia de líquidos iónicos que permite producir electrolitos que mejoran las prestaciones, estabilidad y durabilidad de dispositivos electroquímicos y electrónicos, como las células solares o las baterías. Estos materiales tienen como peculiaridad la presencia de sulfuro o polisulfuro, un líquido iónico no volátil que presenta una conductividad iónica elevada y permite utilizarlo a temperaturas mucho más altas.

Esta tecnología, según ha explicado el profesor Juan Bisquert durante la presentación, tiene un prometedor campo de aplicación en la fabricación de baterías con una mayor densidad energética. Frente a las de ion-litio, las baterías basadas en litio-azufre otorgan una autonomía tres veces mayor, pero sin aumentar el tamaño y el peso, y a un menor coste. Las células solares se presentan también como una alternativa atractiva para disminuir los costes de producción, mejorando aspectos como la estabilidad y la durabilidad para que sean más rentables, y convirtiendo a la electricidad fotovoltaica en una opción de energía segura, limpia y sostenible. Los sectores de aplicación se encuadran en el campo de la tecnología de materiales y química, en concreto, en células solares electroquímicas, baterías de litio-azufre, dispositivos electrocrómicos, biosensores electroquímicos o electrodeposición de materiales para recubrimiento.

La patente sobre nuevos organogelantes, desarrollada por el Grupo de Química Sostenible dirigido por el profesor Santiago Luis, consiste en una nueva familia de compuestos organogelantes con un peso molecular bajo que son capaces de producir gelificación en una amplia gama de disolventes orgánicos. La invención, según ha explicado la profesora Mª Isabel Burguete en el foro, es de gran utilidad en el campo de la cosmética y en las industrias farmacéuticas y de productos alimenticios, ya que en los tres casos es importante mantener la estabilidad de los geles cuando los productos que los contienen son transportados en condiciones de temperatura relativamente altas. También podría aplicarse en medicina biomédica, bioquímica y clínica, o sectores relacionados con la preparación de materiales inteligentes y materiales que se pueden aplicar en los procesos analíticos o en la preparación de dispositivos electrónicos.

Una de las ventajas de estos organogelantes es que son rápidos y sencillos de sintetizar, con un alto rendimiento final y fácil escalado. Además, las estructuras básicas química que forman estos compuestos son aminoácidos, sustancias muy parecidas a las proteínas o péptidos, aunque más sencillas y pequeñas, lo que permite que sean productos en la mayoría de los casos biocompatibles. A todas estas ventajas cabe sumar que su acción de gelificación se lleva a cabo con la adicción de cantidades muy pequeñas, por debajo del 1% para el disolvente correspondiente, por lo que se trata de compuestos muy económicos.

El I Foro de Transferencia de Tecnología en la Comunidad Valenciana, inaugurado por el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, acompañado por el consejero de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, y los rectores de las universidades públicas valencianas: Vicent Climent (UJI), Esteban Morcillo (UV), Francisco Mora (UPV), Manuel Palomar (UA) y Jesús Tadeo Pastor (UMH), tenía por objeto poner a disposición de los emprendedores y de las empresas la innovación de las universidades públicas a través del banco de patentes. Para ello se realizaron presentaciones de las ofertas simultáneas por sectores: agroalimentación, química y materiales y salud. Las dos patentes de la UJI estaban incluidas en el área de Química y Materiales, moderada por la directora del Servicio Central de Instrumentación Científica de la UJI, la profesora Rosa Llusar.

Más información:

Universitat Jaume I
Àrea de Relacions Informatives
Tel. 964 72 88 31. relacionsinformatives@uji.es