Acceder
España es, tras Italia, el país de la Unión Europea donde más cara es la electricidad para el consumidor industrial

Feique estima un crecimiento acumulado del 5% para la industria química en 2013 y 2014

Prevé un incremento medio anual de la producción global del sector del 4,5% hasta 2030. La cifra de negocios crecerá gracias a las exportaciones el 1,4% en 2013, y el 3,5% en 2014. El sector químico será la industria que más crezca a nivel mundial hasta 2030 -por detrás de la Energía- con un 4,5% anual, frente al 3% que se prevé la media industrial según el Informe Horizonte 2030 del sector químico.

Luis Serrano, Presidente de La Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), presentó el 19 de junio en Madrid las previsiones de crecimiento del sector químico español para 2013 y 2014 así como el Informe Horizonte 2030 del sector químico y su Hoja de Ruta 2015 hasta 2015.

Según las previsiones realizadas por Feique, en 2013 el sector registrará un moderado crecimiento del 1,4% en su cifra de negocios, y acelerará su crecimiento en 2014 hasta el 3,5%, lo que situará las ventas en 57.845 millones de Euros al final del próximo ejercicio. Esta cifra superará en un 16% a la facturación obtenida en 2007 (el año previo a la crisis internacional), y en un 54% a la registrada en 2000.

Nuevamente y dada la inercia negativa de la demanda interior, la clave del crecimiento se sitúa en el excelente comportamiento exterior. El alto nivel de internacionalización del sector químico español y su capacidad de acceso a mercados exteriores propiciarán un incremento exportador del 4,9% este año y del 5,8% en 2014, para alcanzar una cifra exportadora de 31.659 Millones de Euros y elevar hasta el 53,5% el porcentaje de ventas que el sector químico realiza en mercados internacionales. Desde 2007, las exportaciones acumularán por tanto un crecimiento del 38%, y del 143% desde 2000.

No obstante, el Presidente de Feique señaló que si bien los datos demuestran la capacidad competitiva del sector y su resistencia en un periodo crítico como el actual, las compañías del sector están operando con márgenes muy ajustados en las ventas exteriores como consecuencia de los elevados precios de las materias primas y la concurrencia de un mayor y creciente número de competidores.

Horizonte 2030 del Sector Químico

El Presidente de Feique, tras presentar las perspectivas a corto plazo, analizó el Informe Horizonte 2030 de la Industria Química Española, un documento cuyo objetivo es observar las tendencias a largo plazo e impulsar las medidas necesarias para garantizar un futuro competitivo de un sector que hoy registra una cifra de negocios de 55.000 millones de Euros, genera el 11,5% del Producto Industrial Bruto y más de 500.000 empleos directos e indirectos, y es el segundo mayor exportador de la economía española y el primer inversor en I+D+i.

Así, y a tenor de estimaciones de diversos estudios globales de tendencias, el sector químico a escala mundial experimentará un crecimiento productivo del 4,5% anual hasta 2030, ritmo que sólo superará el sector energético y que superará en un 50% al ritmo de crecimiento que se prevé para el conjunto de la industria (3%).

Sin embargo y pese a las buenas perspectivas globales, las empresas contemplan con preocupación el futuro de la actividad industrial en Europa ante la paulatina pérdida de su contribución al Producto Interior Bruto en la práctica totalidad de los países miembros, como es el caso específico de España. De este modo, advirtió Luis Serrano, la probabilidad de que las empresas implantadas en España puedan protagonizar parte del crecimiento global dependerá de que las instituciones comunitarias y nuestro gobierno consideren de forma prioritaria el desarrollo de una política industrial efectiva que integre todos los factores de competitividad y garantice la solidez económica que hoy poseen los países que disponen de sectores industriales potentes.

Hoja de ruta 2015

Con el objetivo de contribuir a esta recuperación industrial española y a diseñar una política industrial efectiva, Feique ha elaborado una “Hoja de Ruta 2015” que integra los objetivos, acciones y medidas a emprender a corto plazo para mejorar el desarrollo competitivo de la industria y generar inversiones productivas en nuestro país, muchas de las cuales deben ser emprendidas desde los distintos Poderes Públicos.

Así y hasta 2015, se han establecido 55 objetivos prioritarios, si bien las medidas fundamentales se concretan en los dos parámetros de competitividad fundamentales para las empresas: la energía y el marco regulatorio.

Precio eléctrico competitivo y desarrollo del Shale Gas
En primer lugar y de forma urgente es necesario abordar una adecuada reforma energética que logre reducir los costes eléctricos para la industria, ya que España es, tras Italia, el país de la Unión Europea donde más cara es la electricidad para el consumidor industrial.

La energía es una cuestión muy sensible para las empresas químicas y que constituye hoy por hoy el principal problema de competitividad del sector esencialmente debido a la ineficiencia de nuestro mix de producción, pasando por la elevada fiscalidad energética, la falta de transparencia en la configuración de los precios y de los peajes, el oligopolio existente, o la ausencia de suficiente interconexión energética, factores todos ellos que determinan un punto de partida que lastra de forma sustancial la actividad industrial en nuestro país.

Por otra parte, es vital abordar e el impulso de la explotación y producción sostenible del shale gas en España dado el beneficioso impacto que el mismo generaría sobre el precio de la electricidad y del gas como materia prima competitiva del sector químico, y por la reducción de la dependencia energética de nuestro país.

Marco regulatorio inteligente
A escala europea las empresas del sector han sido sometidas a una ingente sobrerregulación que ha limitado frecuentemente su capacidad de competir (desde 1990 las empresas del sector deben asumir una nueva normativa cada cuatro días), algo que en el caso de España se agrava con la suma de la multiplicidad legislativa originada por nuestra organización administrativa que genera una importante distorsión del mercado. Además, en nuestro país existe un afán sobrerregulador de las diferentes administraciones competentes en la transposición de Directivas Comunitarias. Todo ello deriva en la reducción de la seguridad jurídica y de la capacidad de competir para las empresas implantadas en nuestro país.

Por ello, resulta prioritario desarrollar estrategias de Regulación Inteligente con el fin de conseguir un marco regulador más eficiente, flexible, simple y claro que contribuya a mejorar la competitividad y la seguridad jurídica de nuestras empresas. Asimismo, es fundamental promover la Unidad del Mercado a escala nacional y lograr implantar el modelo de licencia única en todo el estado para permitir la libre circulación de bienes y servicios.

Impulsar transporte de mercancías
Por lo que respecta al transporte de mercancías, fundamental para un sector con gran volumen de exportación, España presenta hoy un déficit de infraestructuras, una proporción insuficiente de trazado con ancho UIC e insuficientes infraestructuras intermodales, por lo que resulta prioritario garantizar la inversión y ejecución del Corredor Mediterráneo y el futuro desarrollo de los corredores Atlántico y Central.

Además debe promoverse la autorización de una carga máxima de 44 Toneladas para los actuales vehículos de transporte de mercancías de 5 ejes por carretera (frente a las 40 actuales) tal y como sucede en nuestros principales países competidores.

Innovar para crecer
La innovación empresarial juega un papel fundamental como elemento impulsor de la competitividad en un mercado globalizado al que concurren múltiples competidores y en el que la innovación supone el factor fundamental de diferenciación. La innovación debe impulsarse tanto desde la actividad de las propias empresas como de las políticas públicas que deben estar orientadas a fomentarlo. Para ello se debe impulsar la transferencia tecnológica y promover clústers de innovación multisectorial basados en iniciativas conjuntas de las empresas para mejorar la introducción de nuevos productos y servicios. Asimismo es prioritario dar impulso a proyectos estratégicos de gran proyección de futuro en ámbitos como la nanotecnología, biotecnología y el diseño de nuevos procesos.

España como “hub” de exportación
España debe desarrollar una política industrial que no se oriente únicamente a atender la demanda interior, sino considerando nuestra capacidad exportadora y nuestra capacidad de acceso a los mercados de la UE, del Norte de África y de Latinoamérica.

INFORME HORIZONTE 2030 y HOJA DE RUTA 2015 de la INDUSTRIA QUÍMICA ESPAÑOLA

Contacto/ Información:

Esmeralda Honrubia, Coordinadora de Medios de Comunicación  FEIQUE
Tfno: 91 431 79 64 – E-mail: ehm@feique.org