Acceder
refineria-cepsa-tenerife-biodiesel

Biodiésel a partir de aceites de fritura

A la química debemos la amplísima gama de aplicaciones del petróleo y la obtención de sus muchos derivados, base a su vez de un sinfín de productos que utilizamos a diario y que han revolucionado el mundo moderno. Esta ciencia e industria posibilita también el aprovechamiento de residuos para la obtención de combustible.

La refinería “Tenerife” de Cepsa ha comenzado recientemente a producir biodiésel en sus instalaciones mediante el tratamiento de aceites vegetales usados (aceites de fritura), gracias a un innovador proyecto que permite procesarlos en una de las unidades convencionales de la planta.

Gestores autorizados de las siete Islas se encargan de recoger y almacenar los aceites vegetales usados, tanto domésticos como de empresas de restauración, colegios, colectividades, etc. para, posteriormente, hacerlos llegar a la Refinería, que los adquiere a precio de mercado.

Los aceites vegetales usados son tratados en una de las unidades convencionales de procesos de la Refinería, concretamente en la de hidrodesulfuración de gasóleos, donde son convertidos en biodiésel, con lo que se consigue transformarlos en combustible de automoción de excelentes cualidades ambientales.

Para hacerlo efectivo, la Refinería ha adaptado el proceso de desulfuración de gasóleos, para lograr coprocesar los aceites usados con el gasoil procedente de la destilación del crudo. Además, se ha preparado la infraestructura logística que permite la descarga, almacenaje y posterior tratamiento de este producto.

En palabras de Salvador García, director de la Refinería, “con este proyecto, Cepsa contribuye a eliminar o, al menos, disminuir considerablemente el alto coste medioambiental que supone el traslado de estos residuos fuera de Canarias para su valorización”.

“Esta iniciativa, que supone un alto grado de innovación, permite la reutilización de un residuo altamente contaminante para las plantas de aguas residuales canarias, como son los aceites de fritura, obteniendo combustible de automoción que, además, es bio”, sostiene el director.

García asegura que “iniciativas como esta, para la que hemos contado con la colaboración técnica del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de La Laguna, conjugan la innovación con la mejora medioambiental, mostrando el compromiso de la Compañía con el entorno que rodea a sus centros productivos, así como su apuesta firme por el cuidado del medio ambiente”.

Por el momento, la refinería “Tenerife” está gestionando unas 100 toneladas mensuales de este residuo valorizable, de las 400 toneladas que se calcula que se están recogiendo actualmente en las Islas cada mes. La voluntad de Cepsa es que esta planta industrial trate, a corto plazo, todos los aceites vegetales usados de las siete Islas, de manera que ni una gota de este residuo tenga que salir del Archipiélago para su tratamiento.

Este proyecto se enmarca en las iniciativas de la compañía para producir biocombustibles a partir de aceites vegetales de diferentes tipos. Bajo la dirección del Centro de Investigación de Cepsa, en 2007 se llevaron a cabo las primeras pruebas con aceites de fritura en la refinería “Tenerife”. Por otra parte, en 2011 se inició la producción de hidrobiodiésel a partir de aceites vegetales en la refinería “La Rábida” (Huelva).

Más información:

CEPSA – Comunicación Canarias
comunicacion.canarias@cepsa.com
Tel: 922 602707