Acceder
imagen3121

Nuevo material para tuberías de riego y conducción de agua potable

Se trata de un nuevo grado de polietileno clasificado como PE40, diseñado para aplicaciones de riego y conducción de agua potable y que por su flexibilidad, está especialmente indicado para tramos de conducción con difícil accesibilidad. Sus propiedades permiten utilizarlo asimismo en tuberías para energías geotérmicas.

Repsol es una multinacional energética que desarrolla su actividad en el sector de los hidrocarburos. Conocida principalmente por el gran público por su faceta de exploración y la red de estaciones de servicio, está presente sin embargo en todas las fases de la cadena del negocio, incluyendo exploración, producción, refino, transporte, química, estaciones de servicio y nuevos tipos de energía.

Por lo que se refiere a la Química de Repsol, como parte de esta gran compañía se beneficia de un alto nivel de integración. Su capacidad de producción es superior a seis millones de toneladas al año, divididas entre olefinas y aromáticos, productos intermedios y poliolefinas, comercializándose en más de 90 países. Sus productos se destinan a objetos de uso diario relacionados con la agricultura, la alimentación, el aislamiento térmico y acústico, la automoción, la electrónica y las comunicaciones, la higiene, los deportes, sin olvidar, el tiempo de ocio, aportando a nuestra vida cotidiana mayor confort, salud y seguridad.

Polietileno de baja densidad muy flexible

El nuevo grado Repsol Alcudia® T40N para tuberías de riego y conducción de agua potable y que destaca por su flexibilidad, es un polietileno de baja densidad clasificado como PE40, según la norma ISO 9080, que cumple con los requerimientos recogidos en la UNE EN 12201-1 “Sistemas de canalización en materiales plásticos para conducción de agua. Polietileno (PE)”.

La flexibilidad del nuevo material permite su uso con una menor repercusión sobre el medio natural en tramos de conducción con difícil accesibilidad e, incluso, en aquellos especialmente tortuosos. Debido a sus magníficas propiedades ya está siendo utilizado para nuevas aplicaciones como las tuberías para energías geotérmicas, permitiendo maximizar la recuperación del calor procedente del interior de la Tierra.

El nuevo grado Alcudia® T40N presenta todas las ventajas de las tuberías plásticas: ligereza, facilidad de instalación, alta resistencia química, larga vida útil, superficie interior sumamente lisa y sin incrustaciones, 100% reciclables. Permitiendo, sobre todo, beneficiarse de la amplia gama disponible de tubos (presiones y diámetros), accesorios y elementos auxiliares de la red, para lograr obtener sistemas integrales en materiales plásticos, facilitando la unión y por tanto garantizando la estanqueidad del conjunto. Gracias a estos sistemas de unión se evitan escapes de agua e infiltraciones y exfiltraciones al terreno, algo de extrema importancia para reducir la tasa de fugas en las aplicaciones de regadío.

El grado Repsol Alcudia® T40N al ser un polietileno de baja densidad, presenta las ventajas inherentes a este tipo de grados para la extrusión de los mismos, presentando la tubería un magnífico acabado y aspecto tanto interno como externo. Cumple con los requisitos relativos a la utilización de materiales no contaminantes ni nocivos para la salud pública, respetando la regulación europea REACH para materiales en contacto con alimentos y agua potable.

Demostrando su probado compromiso con la industria de la tubería, Repsol continuará desarrollando nuevos productos para tubería como ya viene haciendo. El nuevo grado T40N está siendo y será un producto de gran implantación para la aplicación de regadío, y Repsol ofrece al mercado el compromiso de garantizar la producción y calidad del mismo durante los próximos años.

Más información:

acarreras@repsol.com
www.quimica.repsol.com

Dirección General de Comunicación
prensa@repsol.com
www.repsol.com

División Química
www.quimica.repsol.com