Acceder
Actividades de investigación para temas futuros

Actividades de investigación para temas futuros

BASF se ha fijado metas ambiciosas: sostenibilidad e innovación como motores del crecimiento. Las innovaciones basadas en la química inteligente seguirán cobrando importancia: el gasto en investigación y desarrollo aumentará hasta los 1.700 millones de euros en 2012.

BASF está reorientando sus actividades de investigación: además del desarrollo de la cartera de negocios establecida, la investigación hará particular hincapié en el crecimiento y en los ámbitos de la tecnología que abordan desafíos sociales, centrándose el foco de atención en la sostenibilidad y la innovación como motores de crecimiento.

Para 2012, la empresa tiene previsto aumentar su gasto en investigación y desarrollo hasta los 1.700 millones de euros (frente a los 1.600 millones de euros que se destinaron en 2011). “Para aprovechar las oportunidades de crecimiento, estamos ampliando sistemáticamente nuestra cartera de productos y tecnología, estableciendo una presencia aún más global y redoblando nuestros esfuerzos para desarrollar soluciones para un futuro sostenible“, afirmó Andreas Kreimeyer, miembro del Consejo de Administración de BASF y director ejecutivo de Investigación, en la rueda de prensa celebrada en Ludwigshafen (Alemania) el pasado 29 de marzo.

Para 2020, BASF desea conseguir unas ventas de cerca de 30.000 millones de euros con productos que lleven en el mercado como máximo 10 años. Para conseguirlo, la empresa está estrechando su colaboración con sectores clave y se está concentrando en ámbitos de crecimiento relevantes para la sociedad, como la “gestión del calor”, el “tratamiento de agua” y la “electrónica orgánica”. Son nuevas áreas de negocio para BASF y representan un gran potencial de crecimiento. Al mismo tiempo, se han definido tecnologías facilitadoras (como el cambio de materias primas, los sistemas materiales y la nanotecnología, además de la biotecnología blanca) que son necesarias para generar soluciones en los ámbitos de crecimiento.

Soluciones derivadas de la química para mejorar la salud

Uno de los sectores de clientes en los que BASF se concentrará más cara al futuro es su división “Health and Nutrition”, que ya suministra numerosos productos al mercado de la salud. Con la introducción de los nuevos filtros UV fotoestables, por ejemplo, la empresa se ha posicionado como líder mundial de mercado y tecnología -casi uno de cada dos productos de protección solar contiene los absorbentes UV de BASF. La empresa tiene el primer y único absorbente orgánico de UV insoluble del mercado, que se emplea en productos con un factor de protección solar elevado y en cremas solares para niños.

La multinacional química está haciendo también una aportación significativa al sector sanitario con sus excipientes farmacéuticos. La biodisponibilidad de los principios activos farmacéuticos es un tema de creciente importancia, puesto que cada vez son más complejos y van a menudo asociados a una pérdida de solubilidad -y el organismo no puede absorber los principios activos no disueltos. Con Soluplus®, BASF ha desarrollado un solubilizante polimérico que puede también mejorar la solubilidad en el organismo de concentraciones elevadas de principios activos. Otro nuevo polímero es el sistema de recubrimiento de comprimidos Kollicoat® Smartseal 30 D, el primer polímero para esta aplicación que se comercializa como solución acuosa. Kollicoat® Smartseal 30 D protege los principios activos de la humedad y enmascara el sabor amargo de algunos de ellos, puesto que el recubrimiento no se disuelve hasta llegar al estómago.

El “agua” también ocupa un papel central y cada vez más destacado dentro del sector sanitario. Los productos y soluciones de BASF para el tratamiento del agua engloban soluciones floculantes y coagulantes para el tratamiento de aguas residuales, así como membranas para la (ultra)filtración de, por ejemplo, agua potable, un área de trabajo que BASF también ha establecido con la adquisición de inge watertechnologies en 2011. Las membranas de plástico también tienen poros de tan solo 20 nanómetros de tamaño, que hacen posible que gérmenes, bacterias e incluso virus se filtren del agua.

Red internacional de investigadores externos

Una investigación eficaz y eficiente es un factor de éxito importante para alcanzar nuestros objetivos de crecimiento y, además, es un factor que nos distingue de la competencia. Por tanto, en el futuro daremos aún más prioridad que ahora a la investigación y el desarrollo,” subrayó el director ejecutivo de Investigación de BASF. En 2011, el número de empleados que trabajaba en I+D en la compañía aumentó hasta situarse en 10.100 personas (frente a las 9.600 del año 2010).

Un importante activo para la investigación es una red internacional de destacados investigadores externos. BASF ya ha establecido cerca de 1.950 acuerdos de cooperación en todo el mundo con universidades, institutos de investigación, startups y socios de la industria. Un ejemplo de ello es la red JONAS (Joint Research Network in Advanced Materials and Systems), una nueva iniciativa para investigar sobre materiales funcionales en colaboración con las universidades de Estrasburgo y Freiburg, además de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH Zürich). Según destacó Kreimeyer, “es indispensable disponer de una extensa red de este tipo para poder desarrollar y comercializar con rapidez productos duraderos, aptos para el uso cotidiano y asequibles.”

Más información:

Lorena Antón Fernández
Comunicación y Relaciones Institucionales

lorena.anton@basf.com
Tel.: +34 93 496 4085 / Mobile: +34 671 012 106