Acceder
Fernando Galbis: El futuro del sector químico puede ser realmente alentador”. “

Fernando Galbis: El futuro del sector químico puede ser realmente alentador”. “

Licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad de Barcelona y Master en Gestión de Empresas por IESE, Fernando Galbis ha desarrollado su carrera profesional íntegramente en el Grupo Repsol donde ha ocupado diversas responsabilidades, llegando a ser Director de la Unidad de Negocio. Desde 2007, Fernando Galbis es el director general de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE), donde además se responsabiliza del programa REACH Integra. ENTREVISTA a Fernando Galbis, Director General de FEIQUE

Pregunta: Desde su posición como director general de FEIQUE, ¿cuál es la situación actual del sector químico español?

En 2010, el sector químico inició un sólido camino de recuperación registrando un crecimiento productivo del 6,2% y un incremento de su cifra de negocios del 11,4% hasta alcanzar los 53.169 millones de euros, a pesar de que la economía española no ha mostrado todavía signos de recuperación estable. Este impulso viene apoyado, sin duda, en el acceso a los mercados internacionales a través de la exportación que, tras un crecimiento en 2010 del 17% y un valor de 25.000 millones de euros, alcanzó su máximo histórico.

Pese a estos datos, que muestran una notable solidez del sector químico español, todavía hay parámetros tan importantes, como el empleo, que siguen muy estancados. En 2010, el empleo tan sólo registró un mínimo crecimiento del 0,5%, una recuperación que resulta insuficiente y preocupante si tenemos en cuenta que en 2009 se perdieron nada menos que 25.000 puestos de trabajo directos en el sector químico.

Pregunta: ¿Cree que la sociedad española, en general, es consciente de la importancia del sector tanto para la economía nacional como para el bienestar de todos?

Desde luego que no. Fundamentalmente, porque la mayor parte de los productos químicos no se dirigen directamente al consumo final. Por tanto, es lógico que el ciudadano de a pie no tenga demasiado conocimiento sobre este sector, ni conciencia sobre lo que supone su presencia en nuestra vida diaria y mucho menos su repercusión y su contribución a nuestra economía nacional, a la que aporta nada menos que el 11% del PIB industrial y 500.000 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos.

Ésa es precisamente una de las principales labores que tenemos todas las organizaciones y personas implicadas en el ámbito de la química: saber transmitir el peso social y económico que tiene esta ciencia y este sector.

Pregunta: ¿Qué debería hacer el sector para cambiar la percepción que se tiene de la industria química?

Creo que debemos seguir ahondando en una línea emprendida, hace ya varios años, de concienciación de la sociedad sobre la aportación de la ciencia química en general, con el apoyo de todos los agentes implicados, de una u otra forma, en el mundo de la química: el mundo empresarial, encabezado por sindicatos y empresarios; el entorno académico, representado por Universidades, colegios profesionales,… la Administración Pública y, en general, cualquier tipo de organización que trabaje en pro de la química.

Precisamente, este esfuerzo conjunto de intentar comunicar y transmitir a la sociedad el valor de esta ciencia, y la industria que la desarrolla y la pone al alcance de las personas en su día a día, se lleva canalizando desde hace ya siete años a través del Foro Química y Sociedad cuyo papel fundamental precisamente es ése, difundir y hacer extensivo a la sociedad el valor de la química.

Pregunta: En este sentido, en 2011 se celebra Expoquimia y se conmemora el Año Internacional de la Química. ¿Piensa que son herramientas útiles para lograr mejorar la imagen del sector?

Toda iniciativa destinada a dar visibilidad a la contribución de este sector industrial, y a la ciencia que lo sustenta a nuestra sociedad actual, siempre es bienvenida y, por supuesto, útil para crear conciencia sobre su repercusión y su omnipresencia en nuestra vida diaria que, aunque sea silenciosa, es absolutamente incuestionable.
 
Francamente opino que, tal y como lo demuestran algunos estudios de imagen que se han hecho a nivel europeo, el sector químico goza más bien de una imagen neutra a pie de calle precisamente por lo que explicaba anteriormente, porque el consumidor no está familiarizado con sus productos.

Pregunta: En estos momentos, ¿cuáles son las preocupaciones y los retos a los que ha de hacer frente la química española?

Mientras que la coyuntura económica internacional, y sobre todo de nuestro país, no pueda dar por concluido este ciclo, cualquier sector, independientemente de que su evolución sea positiva, se verá directamente repercutido por esta situación por lo que ése es ahora mismo nuestro principal reto: tratar de seguir evolucionando positivamente para esquivar o minimizar en la medida de lo posible las consecuencias derivadas de esta crisis. España, en particular, necesita incrementar la participación industrial en el conjunto de su PIB proveniente de aquellos sectores más competitivos a escala internacional.

Pero es que, además, la recuperación de la economía española, de forma sólida y sostenible en el tiempo, sólo será posible si se priorizan políticas orientadas a mejorar las condiciones de competitividad de la industria implantada en España y a atraer nuevas inversiones. Para ello, se precisa de un marco legal con suficiente seguridad jurídica y que no castigue la actividad industrial como ocurre actualmente con el Ejecutivo europeo que, en los últimos años, ha generado una presión abusiva sobre la industria creando una cantidad ingente de normas a las que hay que adaptarse de forma continua.

Además, es necesario  el establecimiento de instrumentos que faciliten el acceso de nuestros productos y los resultados de I+D+i a mercados exteriores, el desarrollo de infraestructuras y servicios de transporte de mercancías por ferrocarril, y un modelo energético más eficaz y competitivo.

Pregunta: La crisis económica y la convulsa situación de los países árabes de la ribera del Mediterráneo han servido para que el modelo energético español sea objeto de debate, ¿cuál es su opinión al respecto?

El modelo energético español lleva siendo objeto de debate desde hace mucho tiempo.
 
Por lo menos, desde el sector químico llevamos advirtiendo, desde hace mucho, que es primordial favorecer la adopción e implantación de políticas públicas mucho más eficientes en materia de energía que incidan positivamente en la competitividad del sector.

Para ello, habría que promover la creación de un mix de producción energética diversificado que garantice la seguridad de suministro y un coste eléctrico suficientemente competitivo para la industria respecto a los países de nuestro entorno. Paralelamente, resulta además fundamental desarrollar una estrategia para minimizar el impacto de costes regulados en la industria.

Pregunta: Como colofón, ¿cómo ve el futuro del sector?

El futuro del sector puede ser realmente alentador si se nos ofrecen las condiciones necesarias para ello. Sin duda, es un sector con muchísima proyección y mucha capacidad de crecimiento, lo hemos demostrado y, desde luego, la acuciante demanda de bienestar que nuestra sociedad demanda y los grandes retos que la Humanidad tiene ante sí en cuanto a demanda energética, alimentación, salud, transporte,… sólo se podrán afrontar desde la aportación fundamental de la innovación química.

Sin embargo, si este sector, aquí en Europa y en nuestro país, no goza de ciertas garantías jurídicas que le dejen operar y si continúa teniendo que librar batallas de toda índole que, como hemos mencionado anteriormente pueden mermar, como de hecho ya lo están haciendo, su competitividad, dejará de ser uno de los sectores más sólidos y con mejor proyección.

Y desgraciadamente, dejará paso a otras economías que sí habrán sabido ofrecer las condiciones óptimas para tener una industria química fuerte, aunque probablemente con muchísimas menos garantías medioambientales y sanitarias de las que goza la europea desde hace tiempo.

Más información:

Eduardo Pérez Moya
Responsable de Prensa de EXPOQUIMIA

eperezm@firabcn.es
Tel. 93 233 21 66