Acceder
Si no se mancha, no hay que limpiarlo

Si no se mancha, no hay que limpiarlo

Los propietarios de muebles de cuero se hacen con frecuencia la pregunta de cómo eliminar manchas de las tapicerías de color claro y en particular, esas manchas rebeldes que deja a veces la ropa vaquera. En una mejora más para nuestra vida cotidiana, se ha presentado una solución química de tratamiento del cuero en origen que evita la aparición de manchas y por lo tanto, incrementa la sostenibilidad del producto.

La solución se presentó el pasado mes de mayo en Interzum (Colonia, Alemania), la principal feria mundial para suministradores de la industria del mueble y la decoración, y era fruto del desarrollo conjunto de la compañía de especialidades químicas Lanxess y la alemana LCK Vertriebs-GmbH, especializada en el cuidado del cuero. Se trata de la nueva loción de protección intensiva Keralux, en la que LCK incorpora el sistema antisuciedad X-Shield de Lanxess que porporciona una protección duradera contra las manchas.

Las tendencias actuales en muebles de cuero, particularmente en los de gama alta, van hacia los colores claros, incluido el blanco. Jana Jörger, directora de marketing de LCK, explica que “los colores claros están de moda porque hacen que las estancias resulten ligeras, elegantes y espaciosas. Como suministradores de productos especializados para la limpieza y el cuidado del cuero podemos ofrecer a los usuarios finales limpiadores eficaces, pero la mejor solución es evitar desde el principio la aparición de manchas rebeldes”.

Los expertos en cuero de Lanxess han encontrado una respuesta con el X-Shield, cuyos fluoropolímeros repelentes de la suciedad protegen en gran medida al cuero contra la suciedad y las manchas desde la misma etapa de acabado. El sistema facilita además la limpieza de las superficies, al tiempo que cumple los requisitos más estrictos en cuanto a solidez del color.

Este nuevo producto de alta calidad para el cuidado del cuero resulta ideal para el reacondicionamiento de muebles ya tratados con un acabado antisuciedad durante el proceso de fabricación. Ofrece especiales ventajas en el caso de sofás y sillones de color claro, ya que contribuye a conservar su valor. “Nuestro objetivo es contemplar el cuero como producto en su totalidad, y hacer que su producción y uso resulten lo más sostenibles posible” afirma Bianca Verstegen, del área de gestión global de productos de acabado de la unidad de negocio Leather de Lanxess. “Para nosotros, quiere decir contemplar no solo unos productos eficientes de alta calidad y unos procesos de producción optimizados, sino también el cuero como producto final, su uso y su sostenibilidad”.

La unidad de negocio Leather forma parte del segmento Performance Chemicals de Lanxess, que facturó 1.980 millones de euros en el ejercicio de 2010.

Más información:

Sofía Carmona
María Cobos

sofia.carmona@cohnwolfe.com
maria.cobos@cohnwolfe.com
Tel.: 91 531 42 67