Acceder
Perspectiva Bayer de Innovación 2010″: FORO DE PRENSA”

Perspectiva Bayer de Innovación 2010″: FORO DE PRENSA”

El futuro: una previsión de inversión de 3.100 millones de euros en I+D en 2010; más de 50 proyectos farma, en todas las fases de estudios clínicos; lanzamiento de seis nuevos principios antes de 2012 por Bayer CropScience y la expansión del área de Biociencias fueron los principales mensajes lanzados. El máximo responsable de Bayer, Dr. Marijn Dekkers, pide una mayor aceptación de los proyectos de la industria y las nuevas tecnologías.

Nuestro balance de innovaciones es realmente brillante” – declaró el Dr. Marijn Dekkers, presidente del Consejo de Dirección de Bayer, ante los aproximadamente 140 periodistas que acudieron al foro de prensa “Perspectiva Bayer de Innovación 2010″ celebrado en Leverkusen (Alemania) el pasado 8 de diciembre. “En el año 2010 prevemos incrementar nuestro presupuesto de investigación y desarrollo hasta alcanzar una cifra récord de 3.100 millones de euros, lo que supondría un aumento del 13 por ciento”. El ejecutivo señaló que el presupuesto de investigación y desarrollo de Bayer es, desde hace años, el mayor de toda la industria químico-farmacéutica alemana, y afirmó: “En el futuro seguiremos apostando por nuestra exitosa área de investigación y desarrollo. Para el año que viene planificamos un presupuesto similar al nivel récord de 2010“. 

De los gastos en investigación y desarrollo previstos para el año en curso, la mayor parte corresponde a Bayer HealthCare con un 67 por ciento. Este presupuesto está principalmente destinado a proyectos en la fase III de estudios clínicos. “Nuestra cartera de desarrollo farmacéutico está repleta, con un total de más de 50 proyectos correspondientes a todas las fases de estudios clínicos“, afirmó Dekkers. Bayer CropScience ocupa el segundo puesto, con un 25 por ciento del presupuesto de investigación total. En los diez años que median desde el año 2000 al 2009, esta sociedad operativa ha sacado al mercado 23 nuevas sustancias activas, y se prevé que lance otras seis de aquí a 2012. Además, en el área de crecimiento de Biociencias están en marcha 60 proyectos de mejora de rasgos vegetales y simientes. También Bayer MaterialScience desarrolla numerosos productos y aplicaciones nuevas. Y es que, como señaló Dekkers, aunque su presupuesto sólo sea un 7 por ciento del total, asciende nada menos que a 230 millones de euros. “Fruto de ello es que más del 20 por ciento de la facturación de Bayer MaterialScience corresponde a productos lanzados desde 2005 hasta la fecha“.

Bayer HealthCare: énfasis en enfermedades con necesidades de innovación elevadas

Entre los avances más destacados de Bayer en el ámbito de la salud figura el anticoagulante Xarelto® (con el rivaroxabán como sustancia activa), “con un gran potencial“ al decir de Dr. Wolfgang Plischke, vocal de innovación, tecnología y medio ambiente, entre otras áreas, del Consejo de Dirección de Bayer.

Otra sustancia activa del área de investigación cardiovascular también podría mejorar decisivamente el tratamiento de una enfermedad potencialmente mortal es el riociguat“, continuó Plischke. “Una sustancia innovadora de administración oral, actualmente en fase III de estudios clínicos como tratamiento potencial de la hipertensión arterial pulmonar y la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica“.

Por lo que se refiere al tratamiento del cáncer, Plischke señaló los estudios de fase III sobre Alpharadin “Más allá de Nexavar®, un fármaco ya autorizado para tratar el cáncer de riñón y de hígado que actualmente está siendo objeto de más de 200 estudios clínicos en distintos tipos de cáncer“. También en estudios de fase III se encuentra la VEGF Trap-Eye para el tratamiento de la forma húmeda de la degeneración macular senil que permite la administración de una dosis cada dos meses, con la mayor comodidad que ello supone para el paciente.

Bayer CropScience: asegurar la alimentación de una población mundial cada vez mayor

En cuánto a Bayer CropScience, de aquí a 2012 espera lanzar al mercado seis nuevos principios activos. Entre los principios activos actualmente comercializados por Bayer cabe citar los fungicidas fluopiram, que permite combatir enfermedades de las plantas especialmente problemáticas y puede utilizarse en más de 70 cultivos contra la botritis, el oídio y otras enfermedades causadas por hongos; el bixafeno, un fungicida innovador desarrollado para su aplicación sobre las hojas contra el tizón de la hoja y la roya anaranjada en cereales y soja; y el penflufeno, que ofrece un excelente control de las enfermedades en el ámbito del tratamiento de semillas. Las tres sustancias proporcionan, además, beneficios que van más allá de su efecto fungicida, como son un aumento de la productividad, un almacenamiento y una conservación más prolongada de las cosechas, y una mayor vitalidad de las plantas.

Además, las simientes de alta calidad constituyen un mercado en auge de gran volumen. Desde el año 2002, el área de Biociencias de Bayer ha logrado crecer con una tasa anual media del 11 por ciento. Se pretende seguir ampliando este negocio, para lo cual se invertirá intensamente durante los próximos años en activos fijos y actividades de investigación. “Queremos sacar al mercado numerosas innovaciones; por ejemplo, en Biociencias estamos trabajando en una variedad de arroz que soporta mejor las inundaciones y la salinización”, explicó Plischke.

Bayer MaterialScience: «de grandes tendencias a negocios»

Bayer MaterialScience desarrolla, en estrecho contacto con clientes y socios externos, nuevos productos y aplicaciones además de tecnologías y procesos de producción avanzados que consumen menos energía y utilizan fuentes alternativas de materias primas.

Por ejemplo, el dióxido de carbono (CO2), un producto de desecho que además actúa como gas de efecto invernadero, podría utilizarse en el futuro como materia prima para materiales de altas prestaciones y sustituir una parte de las materias primas habituales de origen fósil. En el proyecto «Dream Production» se está llevando a cabo por primera vez la transformación catalítica de CO2 a escala piloto junto con socios como la Escuela Técnica Superior de Renania-Westfalia (RWTH) de Aquisgrán (Alemania).

Bayer también trabaja intensamente en el uso de sus materiales para la obtención de energía a partir de fuentes renovables. La gama de productos actual va desde el revestimiento de poliuretano para módulos solares con sistema de montaje integrado hasta una estructura en sándwich de placas de policarbonato y células solares. Pero, además, los materiales de Bayer también ayudan a reducir el consumo de energía y, con ello, las emisiones de dióxido de carbono, perjudicial para el clima, utilizándolos, por ejemplo, como componentes ligeros en automóviles o como aislantes térmicos en edificios y refrigeradores.

La empresa es además líder tecnológico en el campo de los polímeros electroactivos para electrónica de consumo. Estos materiales de alta tecnología se utilizan para el desarrollo, diseño y fabricación de actuadores y sensores y ofrecen posibilidades únicas: hacen posible que los campos de las pantallas táctiles resulten «palpables» y proporcionen una respuesta táctil cuando se toca la pantalla.

Wolfgang Plischke, destacó la importancia de la excelencia e internacionalización de la investigación como base para todas las innovaciones: “Estamos intensificando nuestras propias actividades de investigación internacionales con “núcleos científicos” en San Francisco, el Research Triangle Park, Pekín y Shanghai que constituyen una magnífica base para colaboraciones con socios externos”. “Además”, añadió Plischke, “reforzamos constantemente nuestras relaciones con universidades, entre otras cosas mediante más de 900 contactos estrechos con científicos destacados en todo el mundo“.

Falta aceptación

No hay duda: la innovación forma parte del ADN de Bayer” manifestó Dekkers, “y nuestros aproximadamente 12.500 empleados del área de investigación y desarrollo desempeñan un papel crucial en ese sentido”. El primer ejecutivo de la multinacional señaló sin embargo algunas tendencias que a su entender, son preocupantes. “Por ejemplo, se plantea la cuestión de si la sociedad seguirá estando dispuesta en el futuro a pagar un precio justo por las innovaciones”, comentó Dekkers, quién apunta que esto “es algo que sucede especialmente en el ámbito de la salud, donde a menudo resulta muy difícil determinar el valor de un producto ya que no sólo están en juego costos y beneficios. Detrás de ello también está la pregunta del valor que una sociedad concede a la salud, o la prolongación de la vida, de los individuos”. “Solo si encontramos respuestas positivas podremos seguir desarrollando con éxito nuevos productos en el futuro”, aseveró Dekkers.

Dekkers considera asimismo problemática la falta de aceptación de las nuevas tecnologías: “En ese sentido se suscitan a menudo emociones y miedos carentes de base científica. Hoy día, cuando en Alemania alguien planifica una nueva planta industrial o pretende lanzar al mercado una nueva tecnología suele enfrentarse a una importante resistencia de la sociedad. Se subestima radicalmente lo que ello supone para el emplazamiento y la calidad de vida y, por ende, también para los puestos de trabajo”, manifestó Dekkers, y añadió que las empresas deben hacer todo lo posible por combatir las reservas hacia la industria y las nuevas tecnologías, pero que también los políticos y las autoridades deben contribuir a ello garantizando la objetividad y transparencia y creando condiciones marco favorables a la tecnología.

Como ejemplo, el directivo se refirió al debate sobre la ingeniería genética de plantas, que calificó de método de mejora de cultivos innovador con un gran potencial, cuya seguridad se ha demostrado en la práctica en muchas regiones del mundo después de un uso prolongado, pero que, sin embargo, se enfrenta en Europa a grandes obstáculos reglamentarios. “La conclusión que yo saco de ello es que los políticos deben tomarse en serio los temores de la población, pero no dejarse arrastrar por ellos. La base de la evaluación deben ser los datos objetivos, no los miedos”, subrayó Dekkers.

Bayer es una empresa multinacional con competencias clave en los ámbitos de la salud, la nutrición y los materiales de altas prestaciones. El Grupo se adhiere a los principios del desarrollo sostenible y a los del civismo empresarial, tanto social como ético. En el ejercicio 2009, La empresa logró, con 108.400 empleados, una facturación de unos 31.200 millones de euros. Las inversiones ascendieron a 1.700 millones de euros y los gastos en investigación y desarrollo a 2.700 millones de euros.

Más información:

Carla Humet / Loli Rosales
carla.humet@edelman.com / dolores.rosales@edelman.com
Tel.: 93 488 12 90

Susana Vilas
Comunicación Corporativa Bayer Hispania

susana.vilas@bayer.com
Tel.: 93 228 4357
www.bayer.es