Acceder
ENTREVISTA: Valentín González, Premio ANQUE 2010

ENTREVISTA: Valentín González, Premio ANQUE 2010

Valentín González, cuya dilatada trayectoria profesional ha incidido en los ámbitos de Investigación, Academia, Industria y Administración, es Director de la Revista Química e Industria. La Ceremonia de Entrega tendrá lugar el próximo día 15 de noviembre en Murcia, durante el acto oficial de celebración del DÍA DE LA QUÍMICA 2010.

Valentín González dirige desde el año 2003 Química e Industria, la revista de la Asociación Nacional de Químicos de España (ANQUE) y del Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos. Bajo su dirección, Química e Industria ha experimentado una considerable renovación en diseño y en contenido, siendo actualmente la revista de mayor difusión del sector.

Doctor en Química Industrial por la Universidad Complutense de Madrid con Premio Extraordinario, Valentín González ha sido Investigador del ciclo del combustible nuclear en la Junta de Energía Nuclear y en el KernForschungsZentrumsKarlsruhe, Profesor de Química Industrial y Proyectos en la Universidad Complutense de Madrid, Director de Marketing y Planificación, de Tecnología Nuclear y Secretario General Técnico de la Junta de Energía Nuclear, y Director de Comunicación y Relaciones Internacionales, Adjunto al Presidente, de Planificación y de Investigación y Tecnología en la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos.

Actualmente es Jefe del Departamento de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia e Innovación y Profesor de Ingeniería Química de la Universidad Autónoma de Madrid, y es miembro de la Real Academia Nacional de Farmacia.

ENTREVISTA
   
Valentín González:

“El reto es la eliminación o captura en la fuente de los GEI y su activación para convertirlo en nuevos productos químicos, en general hidrocarbonados”

“Se sigue viendo a la química como un sector provocador de problemas ambientales, cuando solo la química es capaz de resolverlos”
_______________________________________________________________________

1.- Vd. tiene una amplia y reconocida trayectoria profesional, desarrollada en diversos ámbitos. ¿Qué significa para Vd. el Premio ANQUE?

La verdad, ha sido una muy agradable sorpresa y una alegría pues, aunque parezca un tópico, creo que mis compañeros, con esta decisión me han alagado en exceso aunque, no puedo negar que la vanidad también me tienta.  

2.- La química es una ciencia quizá poco comprendida y en cierta forma poco conocida, ya que suministra las herramientas para realizar aplicaciones y fabricar productos pero muchas veces no desarrolla el producto final, por lo que cuesta ver su papel. ¿Cuál cree que será su futuro ahora que además, se está expandiendo a áreas como la biotecnología o la nanotecnología?

Es una disciplina científica y tecnológica que tiene aplicaciones en casi todas las facetas de la civilización actual, llegando hasta la propia vida, los sentimientos, los miedos, las alegrías, todo se basa en reacciones químicas. Su papel seguirá siendo trascendental en el desarrollo actual y futuro; no hay otra opción.

3.- Su trayectoria profesional ha estado muy relacionada con el sector de la energía nuclear. Ahora parece que el panorama internacional se apunta al denominado “Renacimiento Nuclear”… ¿cómo ve la situación en España?

En mi opinión en España hemos tomado decisiones, seguramente bienintencionadas, pero erróneas, lo que nos ha llevado, por ejemplo, a un coste medio de producción del KW.h de los más caros de la Unión Europea, haciendo perder competitividad a nuestra industria. Solo tenemos una vía de solucionar estos errores, para contar con una energía más barata y no generadora de gases de efecto invernadero -GEI- y esa es la energía nuclear. Parece que el Ministerio de industria está tomando decisiones para solucionar la parte del error que corresponde a la enorme capacidad eólica y solar fotovoltaica instalada y subvencionada. En lo que se refiere a energía nuclear, en primera instancia ha de alargarse la vida de las centrales a 60 años, como ya está ocurriendo en los Estados Unidos; la inversión en nuevas centrales, considerando las necesidades de capital de estas centrales, va a ser más complicado.

4.- ¿Cómo ve el panorama energético en España para dentro de, pongamos, 30 años?

Deberíamos equilibrar el abanico de materias primas energéticas, desarrollar tecnología para quemar nuestro carbón nacional sin emitir GEI; esto significa, menos NOx, SOx, y captura de CO2 ; renovables, las suficientes para no encarecer el KW.h aunque, dedicando I+D a su desarrollo, por ejemplo a las células fotovoltaicas de polímeros orgánicos que, cuando se consiga aumentar su rendimiento, tendrán costes de fabricación muy competitivos; energía nuclear con una participación en la producción mayor de la actual. Es poco viable un mix energético como el actual, con centrales de gas funcionando 2000 horas/año, que es un 20-25% de su capacidad real; pero, han de estar ahí para cuando no sopla el viento. El desarrollo del vector hidrógeno para el transporte y la utilización de células de combustible, de alto rendimiento son tecnologías que serán importantes en el futuro.

5.- ¿Cuáles son, en su opinión, los principales retos medioambientales a los que nos enfrentamos?

En este momento, además de estar de moda, es cierto que el aumento de GEI en la atmósfera puede provocar fenómenos climáticos extremos y es un reto su eliminación o captura en la fuente y su activación para convertirlo en nuevos productos químicos, en general hidrocarbonados. 

6.- Transferencia de Tecnología. Colaboración universidad-empresa. Intervención del sector público. En su opinión, ¿cuál es el escenario ideal para el sector químico?

El sector químico es uno de los más dinámicos en nuestro país, tanto a nivel industrial como científico; la posición de la investigación española en química es la más competitiva de las áreas de conocimiento científico. Pero, siempre hay un pero, tenemos una posición poco aceptable en lo que se refiere a colaboración empresa-universidad y a la transferencia de tecnología. La empresa química esta muy atomizada y las PYMES químicas pequeñas tienen pocas posibilidades de investigar o de pagar investigación. Una solución sería la aplicada en algunos sectores como el del calzado, juguetes o cerámica, es decir, unirse para crear centros de investigación que apoyen la investigación y la innovación de las empresas. De todas formas, cualquier empresa que se aproxime a la universidad, va a encontrar grupos de trabajo con una gran ilusión, competencia y un bagaje científico de primer nivel, que les ayudarán y resolverán de forma competente cualquier problema que se plantee.  

7.- En este tiempo, ¿Cree que ha cambiado la percepción de la química y los profesionales químicos por parte de la sociedad?

Yo creo que no. Se sigue viendo a la química como un sector provocador de problemas ambientales, cuando solo la química es capaz de resolverlos. Continúa ocurriendo que parece que lo que no lleva química es lo natural, cuando la realidad es que todo lo natural lleva química.

8.- Volviendo al premio ANQUE y a la revista Química e Industria, por cuya acertada dirección se le ha otorgado el premio ¿Qué es lo que más destacaría de la trayectoria de la revista desde que asumió la dirección en 2003?

Pertenezco a la ANQUE desde que terminé la carrera y he de decir que la revista periódica me aburría. Por ello acepté el reto de dirigir la revista para cambiar su formato y objetivos. Hicimos un diseño profesional y la convertimos en una revista de alta divulgación química ya que, al ser el abanico de especialidades químicas tan amplio, una revista que publicara artículos más o menos científicos interesaban solo a una parte del público objetivo, que fuera experto en los temas tratados. Aunar la divulgación variada de las especialidades químicas junto con el tratamiento en profundidad de aspectos de interés para  la profesión yo creo que ha sido el éxito del equipo de redacción que hacemos la revista.

9.- ¿Como ve el futuro de las Asociaciones de Químicos?

La veo con optimismo aunque, está claro que hemos de hacer un esfuerzo para incorporar a más químicos, sobre todo jóvenes. Tenemos unos clientes potenciales de casi 50.000 químicos no afiliados a la ANQUE y a las asociaciones regionales. Una asociación es fuerte cuando tiene un apoyo mayoritario de sus asociados potenciales. Si, como es el caso, solo tenemos afiliados el 20% de ellos, nuestra fuerza para defender nuestras posiciones es menor.

Más información:

Concepció ROCA
Asesora de Desarrollo de Proyectos
Foro QUÍMICA y SOCIEDAD

croca@quimicaysociedad.org
Tel: 933 962 016