Acceder
Nuevas aproximaciones diagnósticas a la Enfermedad de Alzheimer

Nuevas aproximaciones diagnósticas a la Enfermedad de Alzheimer

Empieza con pequeñas pérdidas de memoria que derivan en un progresivo deterioro mental y pérdida de habilidades físicas: la Enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia, suele no reconocerse o infradiagnosticarse en los estadios más tempranos. Un nuevo preparado de Bayer HealthCare que se encuentra en Fase III de desarrollo clínico, ofrece una nueva herramienta diagnóstica que podría ayudar a mejorar el diagnóstico temprano de la enfermedad

En 2006 las estimaciones sugerían que más de 26 millones de personas en todo el mundo sufrían la Enfermedad de Alzheimer. Para 2050 esta cifra podría alcanzar los 106 millones, de los cuales casi un 40% podría necesitar cuidados asistenciales. El diagnóstico temprano de la enfermedad podría ayudar a quienes lo padecen y a sus familias a planificar su futuro y sobre todo iniciar un tratamiento temprano.

En la actualidad, la Enfermedad de Alzheimer no se suele detectar hasta que alcanza los estadios más avanzados y después de un largo proceso caracterizado por dudas y ambigüedad, tanto para los pacientes como para sus seres queridos. Además, tal como muestran los estudios histopatológicos post-mortem, entre el 10% y el 30% de estos diagnósticos clínicos que se hacen son incorrectos. En estos momentos la evaluación diagnóstica de la enfermedad requiere de un complejo y extenso proceso de exámenes clínicos, test neuropsicológicos y pruebas de laboratorio.

El primer criterio para el diagnóstico del Alzheimer fue el introducido por el Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos e Infarto (NINDS en sus siglas en inglés) y por la Asociación de Alzheimer y Desórdenes Asociados (ADRDA) en 1984. Estos criterios han permanecido inalterables durante más de 25 años a pesar de que en estos años se ha producido un incremento del conocimiento sobre la biología del Alzheimer. Las sociedades médicas aprovecharon la celebración de la última conferencia anual de la AAICAD (la mayor conferencia mundial sobre Alzheimer) para solicitar una urgente revisión de los criterios NINDS-ADRDA. Una de las principales recomendaciones fue una evaluación de los posibles beneficios de los biomarcadores y de las modernas técnicas de imagen.
 
Algunos de estos biomarcadores están siendo objeto de investigación por científicos y compañías farmacéuticas. Por ejemplo, las placas amiloides son depósitos de proteínas beta-amiloides que se acumulan en el cerebro de los enfermos de Alzheimer al principio del desarrollo de la enfermedad. Estos marcadores de Alzheimer solo pueden ser detectados a través de procedimientos de tinción histoquímica después de la muerte del paciente. La imagen molecular, no obstante, puede proporcionar una poderosa herramienta para el diagnóstico in-vivo.

Detectar la enfermedad antes de que sea clínicamente evidente

Estamos desarrollando un compuesto marcado radioactivamente diseñado para visualizar estas placas a través de la tomografía por emisión de positrones (PET)”, comenta la Dra. Barbara Putz, científica clínica de Bayer Schering Pharma AG en Berlin, Alemania. “Nuestros resultados son prometedores. Mediante el uso de los trazadores en un escaner PET, se distingue claramente los pacientes con sospecha de desarrollar Alzheimer de los voluntarios sanos”. El trazador PET de Bayer está actualmente en Fase III de desarrollo clínico.
 
Para las personas afectadas, las avanzadas tecnologías diagnósticas y los nuevos biomarcadores pueden suponer mejoras significativas. A pesar de que las actuales aproximaciones terapéuticas tratan los síntomas más que las causas subyacentes de la enfermedad, hay una creciente prueba de evidencia que sugiere que los pacientes con Alzheimer se benefician más si el tratamiento se inicia en los primeros estadios de la enfermedad. Incluso se esperan mayores beneficios con nuevas opciones de tratamiento. Existen prometedoras aproximaciones que actualmente se encuentran bajo evaluación clínica y estas nuevas técnicas para la detección temprana también podrían inspirar el desarrollo de nuevos y apropiados fármacos para el Alzheimer. En un reciente estudio, investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison predijeron que el diagnóstico precoz unido al tratamiento precoz podría ayudar al ahorro de millones e incluso billones de dólares, al tiempo que mejoraría el cuidado del paciente.
 
El desarrollo de los estudios de imagen de placas beta-amiloides podría ayudar a detectar la enfermedad antes, incluso, de que ésta sea clínicamente evidente. Esto podría ayudar a la comunidad científica a ampliar su conocimiento del Alzheimer y ayudar al desarrollo de nuevas opciones de tratamiento. Proporcionará a los médicos un diagnóstico más preciso y permitirá ofrecer más claridad y perspectivas a los pacientes y a sus cuidadores. Esto les ayudará a planear mejor sus futuro ya que si se diagnóstica antes, se podrán tomar medidas preventivas y de tratamiento que mejoren la calidad de vida de los pacientes y retrasen la aparición de la demencia severa.
 
Florbetaben ([18F] BAY 94-9172) es un a radiotrazador para PET de bajo peso molecular marcado con F-18 que está siendo desarrollado por Bayer Schering Pharma AG. Florbetaben, como otros trazadores PET específicos de la placa beta-amiloide, no sustituirá a las actuales técnicas de diagnóstico del Alzheimer.

Sobre Bayer HealthCare

Bayer HealthCare es una filial de Bayer AG con sede central en Leverkusen que agrupa las divisiones de Sanidad Animal, Consumer Care, Diabetes Care y Pharma. El objetivo de Bayer HealthCare es la investigación, desarrollo, producción y comercialización de productos innovadores con el objetivo de mejorar la salud de los seres humanos y la salud en animales de todo el mundo. Bayer HealthCare se adhiere al código español de buenas prácticas de Farmaindustria.

 
Más información:

Juan Blanco / Carmen Lara
Comunicación Bayer HealthCare

Tel: 93 495 66 98
www.prensabayer.com