Acceder
Sudáfrica 2010, un Mundial con Química

Sudáfrica 2010, un Mundial con Química

España ha resultado vencedora en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, el mayor acontecimiento futbolístico del año. Han sido cuatro semanas dedicadas exclusivamente al “deporte rey”, en las que los conocimientos químicos especializados han jugado un papel muy importante. Desde los productos químicos utilizados en la construcción de los estadios para recubrir suelos, pasando por los pigmentos especiales, las materias plásticas de altas prestaciones y los productos químicos para la piel de las botas de los futbolistas, hasta las espumas que absorben energía para la hierba artificial de última generación, en todo ello ha intervenido la Química.

La hazaña de la Furia Roja tuvo lugar en el estadio Soccer City de Johannesburgo. Con una remodelación que ha costado 205 millones de euros, el estadio se convirtió en el nuevo centro neurálgico de los mundiales, donde se celebraron tanto el primer encuentro como la final. La edificación simboliza tanto la tradición de África como su porvenir. Se trata de un recinto ultramoderno donde todo es química.

Así, los componentes colorantes de la fachada del estadio, fabricada con placas de hormigón reforzado con fibra de vidrio, son pigmentos de la marca Bayferrox, de la compañía de especialidades químicas Lanxess (Leverkusen, Alemania). Los óxidos de hierro de Lanxess presentan la máxima resistencia a la luz y a la intemperie, y también una gran solidez de color. Estos colores de efecto natural, incorporados a los 33.600 paneles coloreados de hormigón con fibra de vidrio, reproducen sobre los 43.000 metros cuadrados de revestimiento exterior las tonalidades de una variedad de cucurbitácea africana. Se han empleado casi 22.000 kilogramos de pigmentos de Lanxess para fabricar los 55.000 kilos de pintura líquida empleados para esta espectacular fachada, que fueron fabricadas por Harold Scholz & Co. GMBH, socio de distribución de Lanxess. 

En cuanto al color y la forma, durante las obras de recubrimiento de este estadio -el mayor de África, con cabida para casi 95.000 espectadores-, los arquitectos se inspiraron en el diseño de una calabaza, tradicional recipiente africano para transportar agua. Por su peculiar diseño y por los colores de su revestimiento de hormigón, de tonalidades eminentemente africanas, el estadio recibe el nombre coloquial de «la cazuela africana».

Por otra parte, en 6 de los 10 estadios que albergan partidos están presentes los materiales de Basf Construction Chemicals. Así, los estadios Peter Mokaba (provincia de Limpopo), Green Point (Ciudad del Cabo), Soccer City y Royal Bafokeng (Johannesburgo), Nelson Mandela Bay (Puerto Elizabeth) y Moses Mabhida (Durban) han empleado tecnología y productos Basf: los asientos tienen el color que les dan los pigmentos de Basf; los estabilizadores ligeros de Basf garantizan que los colores mantengan su brillo durante más tiempo y por otra parte, los plastificantes de alto rendimiento hacen que el cemento se trabaje mejor. Otros aditivos aceleran los tiempos de fraguado del cemento.
 
En el estadio Peter Mokaba, los aditivos de Basf han sido decisivos en el uso de casi 60.000 metros cúbicos de hormigón, así como la selección de aditivos para facilitar la construcción y la producción de 10.000 metros cúbicos de elementos prefabricados. Se ha aplicado Glenium® SKY 586+, un aditivo que aumenta la retención de la consistencia esencial para las aplicaciones de hormigón en climas calientes y la resistencia inicial necesaria para agilizar la construcción. Los 10.000 metros cúbicos de elementos prefabricados plantearon otro desafío: amasar, encofrar, verter el hormigón y luego desplazar los elementos en un periodo de tiempo muy corto, necesidad satisfechas con Glenium® ACE 360, un plastificante de alto rendimiento.

Con un presupuesto de 4.500 millones de rands, un aforo de 68.000 personas y un techo de cristal, el estadio Green Point de Ciudad del Cabo se ha diseñado como un estadio multiuso para cualquier época del año, y se le conoce como el «estadio del renacimiento africano» por su sostenibilidad desde el punto de vista medioambiental y por su avanzada tecnología. Sus tres niveles, cada uno con asientos para aproximadamente 23.000 espectadores, están cubiertos por un techo de cristal que protege al público pero deja el centro a merced de las inclemencias meteorológicas.

En el Green Point, el sistema de cubierta Mastertop® 1332 de Basf demostró ser un componente importante de la solución de conjunto. Se trata de un sistema de cubierta de varias capas con base de poliuretano, resistente a los rayos ultravioletas, impermeable y apto para el tráfico rodado. Este sistema se aplicó también en el vestíbulo del nivel 2, que registró la mayor afluencia de público y albergó todos los monitores y los generadores eléctricos, por lo que resultaba esencial disponer de una protección adecuada. Además, el Green Point está equipado con 14.600 metros cuadrados de recubrimiento de suelo hidrófugo altamente resistente fabricado por Basf.

En el Soccer City de Soweto el desafío era de otro tipo. Este estadio, conocido anteriormente como estadio FNB, fue el primer estadio internacional de fútbol del país. Para el Mundial de 2010 se previó una reconstrucción con importantes trabajos de reparación. Entre otros, el sistema Delvo® ECO de Basf para hormigón reciclado se utilizó para ofrecer hormigón premezclado en este proyecto. Reciclando el 60% de todas las cargas de hormigón premezclado devueltas (48 horas) y el 100% de toda el agua de lavado, el sistema Delvo® ayuda a los proveedores de productos premezclados no sólo a respetar las estrictas condiciones de entornos más limpios, en línea con los requisitos de ISO 14000, sino también a ahorrar dinero.

Apoyo seguro a los espectadores, y mimos para todos

Lo que realmente carga con el peso de los espectadores en el estadio de Soccer City -por lo menos, mientras están sentados- es obra de Lanxess. El versátil plástico de altas prestaciones Durethan sustituye a los soportes de metal que se suelen emplear para asientos, tanto en estadios como en otras arenas deportivas. Este plástico de gama alta, que es capaz de aguantar cargas de hasta 600 kilogramos incluso en el borde del asiento, es garantía de calidad para los aficionados.

Las principales ventajas de Durethan son su rigidez y su durabilidad bajo carga estática y dinámica, su extraordinaria solidez contra la radiación ultravioleta y contra las inclemencias atmosféricas, y su resistencia a la corrosión. Mediante el procedimiento de moldeado por inyección los elementos portantes se pueden espumar de modo que no presenten cantos afilados que pudieran provocar heridas. Además, se evitan piezas en las que los asistentes pudieran engancharse manos o pies. 

Los futbolistas necesitan equipos de primera calidad. Basf produce un plástico especial para las suelas y los tacos de las botas con el fin de que éstas sean más ligeras, resistentes y flexibles en sus juntas. Un producto químico especial para la piel protege las botas del agua recubriendo cada fibra con una película protectora, al tiempo que permite que la piel siga respirando. Estas propiedades mantienen los pies de los futbolistas secos incluso cuando llueve.
 
Los productos químicos de Lanxess para cuero también desempeñan un importante papel. Muchos modelos de botas de fútbol de los más renombrados fabricantes están hechos con cuero de gran calidad que, después de curtido, se trata con unos revestimientos especiales. En este paso de acabado no solo se proporciona a la piel brillo, color y un tacto agradable, sino que, concretamente en el caso de las botas de fútbol, se le aporta al cuero una resistencia casi ilimitada, pese al constante contacto con el balón, la hierba, la tierra y el agua. Los polímeros sintéticos de Lanxess de las familias de los acrilatos y los poliuretanos (Aquaderm, Bayderm, Euderm y otros) se aplican en capas finísimas de tan solo décimas de milímetro de grosor y le prestan al cuero una robustez similar a la de la piel de un elefante.

No sólo en las botas está presente la química. Tal y como avanzamos hace unos meses en el Boletín QUÍMICA Y SOCIEDAD, por primera vez todos los equipos de las selecciones nacionales de Nike, incluidos Brasil, Portugal y Países Bajos, usarán camisetas hechas completamente de poliéster reciclado, cada una fabricada con hasta ocho botellas de plástico recicladas. Tener en cuenta el medioambiente no significa sacrificar los elementos de rendimiento innovadores de los kits de Nike, que se diseñaron para mantener más secos, más frescos y más cómodos a los jugadores, permitiendo conservar una temperatura corporal óptima y rendir al máximo en la cancha.

Para mayor comodidad de los aficionados Basf suministró el “FRITZ dein Sitz”®, un cojín para los asientos hecho de la espuma aislante Neopor® que también puede utilizarse como bandeja para las bebidas: los seis rebajes circulares de la parte posterior resultan perfectos para transportar las bebidas con toda seguridad.

Los conocimientos especializados de Basf también se dejan ver en la hierba artificial de última generación del fabricante suizo XL Turf. Las fibras verdes tienen una base compuesta por varios cientos de planchas de acolchado de espuma de Basf que absorbe la energía. La capa de espuma aumenta el confort al jugar y ayuda a prevenir las lesiones de los futbolistas. Su estructura especial hace que la hierba sea más resistente, no requiera apenas mantenimiento y resista mejor a las inclemencias meteorológicas.
 
 
Más información:

LANXESS AG                                      BASF
Frank Grodzki                                     Úlia de Domènech Elizalde
Comunicación Corporativa                 Communications & Governmental Relations
frank.grodzki@lanxess.com                ulia.de-domenech@basf.com
Tel: +49 214 30-40043                     Tel.: 93 496 40 19
                                                          www.basf.es
                                                          www.plasticsportal.eu/ecoflex
COHN & WOLFE
Nayra Nebot Manfredini
Nayra.nebot@cohnwolfe.com
María Cobos
Maria.cobos@cohnwolfe.com

Tel: +34 91 531 42 67