Acceder
Los polímeros biodegradables, en el punto de mira de Repsol

Los polímeros biodegradables, en el punto de mira de Repsol

Entre los estudios de prospección tecnológica realizados por la compañía durante el año 2009 se incluye el relacionado con los “polímeros biodegradables”, de alto impacto para el negocio de Química, que busca así respuestas para las expectativas sociales más comprometidas con el medio ambiente.

El pasado 2009, Repsol abordó los polímeros biodegradables en un estudio de perspectiva que contemplaba la evaluación de las tecnologías existentes, así como la detección de los productos disponibles actualmente en el mercado, su grado de madurez y su posición en las escalas de desarrollo, planta piloto, planta industrial y comercialización. La presencia de la Química de Repsol en este campo supone un gran reto considerando que sus productos, en este caso las poliolefinas, proceden de fuentes de origen fósil.

Se han identificado las tecnologías emergentes mediante estudio de informes externos, patentes y publicaciones científicas estimando su proyección en el marco temporal de corto, medio y largo plazo. La información recogida y analizada por los expertos que llevan a cabo el estudio permitirá estimar el impacto de las tecnologías evaluadas sobre el negocio actual de Repsol y definir recomendaciones apropiadas para estar preparados para los distintos escenarios propuestos.

En este sentido, se están evaluando tecnologías que si bien no proporcionan polímeros biodegradables, emplean fuentes renovables en su fabricación contribuyendo así a un desarrollo sostenible: son los llamados “polímeros verdes” que emplean como materia prima el bioetanol.
 
El aumento de residuos plásticos probablemente producirá cambios en el sector de las poliolefinas

Durante 2009, con objeto de anticiparse a dichos cambios y sus posibles consecuencias se realizó el Análisis de Prospección en el Área de Reciclado de Poliolefinas. Dicho estudio evalúa la situación actual y futura de las tecnologías de valorización de residuos plásticos, entre las que se encuentra el reciclado, en base fundamentalmente a los objetivos marcados por el Plan Nacional Integrado de Residuos de reciente aprobación en España.

El estudio pretende además identificar posibles oportunidades de negocio para la compañía en los sectores de recuperación energética que contribuyan al mayor aprovechamiento de los recursos disponibles, con la repercusión social y medioambiental que ello supone.
 
Aplicaciones de copolímeros para la industria solar foltovoltaica

El importante papel de la química en el desarrollo de nuevas formas de energía se pone de manifiesto en la producción y el diseño de materiales novedosos y con prestaciones mejoradas. En la industria fotovoltaica, la fabricación de paneles, tanto los denominados de primera generación como los de segunda, requiere materiales con propiedades adhesivas y sellantes que den soporte a las celdas fotovoltaicas y las conexiones eléctricas y que las mantengan aisladas de agentes externos como la humedad o el polvo.

Se trata de los denominados encapsulantes, materiales con excelentes propiedades ópticas y que contribuyen a que la vida útil del panel supere actualmente los 25 años. Repsol produce copolímeros de etileno y acetato de vinilo, denominados EVA, adecuados entre otras aplicaciones, para su uso como encapsulantes en la industria fotovoltaica, y explora las posibilidades de aplicación de otros materiales en este campo.

Más información:

Ana D’Cotta
Jefe de Publicidad, Promoción & Relaciones Externas
Química
Centro de Tecnología Repsol

acarrerasd@repsol.com
Tel.: +34 91 753 40 15
www.quimica.repsol.com

24 marzo, 2010
Compartir
Temas
Relacionado